miércoles, 12 de junio de 2013

Cura desintoxicante y rejuvenecedora a base de zumos de frutas


 
Seguramente, la cura de zumos de fruta sea la más depurativa y regeneradora. Esto se debe a su gran poder disolvente y mineralizador de las enzimas, minerales y vitaminas. Al evitar la digestión por tratarse de líquidos, nuestro organismo echa mano de las grasas y elimina más fácilmente las impurezas.

Los zumos siempre tienen que ser recién hechos, de otra forma se oxida y pierde su poder. No hay que mezclar las frutas dulces con las ácidas.

Una de las muchas formas que hay de hacer la cura es combinándola con una comida. Sustituimos el desayuna y la cena por zumos durante 3 o 4 días. (aproximadamente 2 kilos de fruta al día)
 

Este tipo de dietas no conviene a hipoglucémicos ni a diabéticos.
 
No te olvides de tomar infusiones depurativas para mejorar el efecto. Las encontrarás en cualquier herboristería: ortiga, menta, diente de león, bardana, cola de caballo, etc.

 
Publicar un comentario